domingo, 14 de septiembre de 2014

The Biggest Loser


Ser gorda es una maldición. Y no una maldición cualquiera o de mala muerte, que podría ser fácilmente neutralizada con los escupitajos mugrientos de un chamán norteño. No. La maldición de la gordura es de aquellas que se arrastran por generaciones, como la de los Grimaldi, la nobleza mas cool y ociosa de Europa, o los Kennedy, herederos de Jackie O. y Camelot.
Una gorda embrujada vidas atrás ya lo intentó todo o casi todo para deshacerse de los indeseados y nada atractivos kilos demás que algún antepasado le endilgó inmerecidamente. Cada lunes empieza una nueva dieta, método o ejercicio. O una triste e inútil combinación de los mismos.

Ya hizo rico a Jorge Hané comprando ilusionada Reduce Fat Fast. Sufrió en carne propia el dolor de panza causado por Yotor el adelgazador. Se cagó de frio colocándose las vendas de criogenia. Se asqueó con la dieta de la sopa. Probó toditos los remedios caseros y trucos de la abuela. Se le deformaron los nudillos de tanto vomitar hamburguesas y se desmayó en incontables ocasiones al intentar mantenerse con vida ingiriendo, como la Moss, una aceituna al día.

Hay gordas, que presas de la desesperación se someterían, inclusive, a alguna de las radicales cirugías que se ofrecen en el menú antigordos de las clínicas y consultorios privados. 
¿Será La banda? ¿La manga? ¿El bypass? ¿El balón? Medirán su IMC y dependiendo de la cantidad de gerber que quieran comer por el resto de sus vidas y del crédito disponible en sus tarjetas, tomarán la decisión con la ayuda de su muy interesado y mercantilista gastroenterólogo.
Hasta la más inteligente y preparada de las gordas cree ingenuamente en cualquier huevada que le prometa una figura delgada y porte atlético pero sobre todo permanente. Con esa fe ciega y digna de un apóstol la gorda se las cree todas. La gorda le cree inclusive a la flaca que hasta hace seis meses no era otra cosa que una marrana de mierda que se comía cuanta porquería le pusieran en frente y que hoy con algunos kilos menos, se las da de evangelista de la vida sana y el ejercicio. Vendedora de las ventajas del brócoli sancochado y enemiga declarada de las grasas trans. A ver cuánto te dura expuerca. Pero eso se acabo. C'est fini.
Hoy gordita, te voy a revelar el secreto mejor guardado, el más custodiado, el santo grial de las dietas, el arca de la alianza del adelgazamiento. Todo for free. ¡Si! Así como lo escuchas, no down payments, no credit cards, ninguna trampa, ningún artilugio, ninguna artimaña. Un método probado, comprobado e infalible. La pura purita. Aquí lo tienes.
El primer paso, gordita, es fácil e indoloro: tienes que volverte loca de amor. Enamorarte como quinceañera del hombre más maravilloso que haya visto la tierra jamás. Tienes que sentir que tu vida empezó al conocerlo y que es tu alma gemela enviada por los dioses del olimpo para hacerte feliz. Tu complemento. El merengue en tu suspiro de limeña. Debes sentir que andas diez centímetros por encima del piso, que levitas. Animarte a sonreír porque sí y parecer una demente a la vista de los otros. Tienes que sentir que todo en el universo los conecta y que una magia extraña los ha unido y que no habrá fuerza de la naturaleza capaz de separarlos. Enajenada deberás creer que el destino les depara una montaña rusa de emociones extremas y hermosas jamás sentidas, deberás compartir madrugadas con risas y besos, besos y más risas. Recibirás ramos de rosas por nada, porque eres churra, su churra.
Te cantará la más linda de las milongas y para coronar la fantasía te dirá que irán a París. La ciudad de la luz y del amor. El más bello y romántico de los escenarios. Tu historia no podrá ser mejor. Saldrás corriendo a comprar el candado que sellará tu amor por el resto de la vida y lo cerrarás en el pont des Arts. La llave, como dicta la tradición, será lanzada al río y abrazada a él sentirás que todo es posible.
Para ese momento, gordis, ya habrás dejado de dormir y eventualmente de comer tus habituales bocadillos. Desertarás de las llamaditas nocturnas a Bembo's y Papa John's. Te olvidarás de las cucharadas soperas de Nutella y de los malignos carbohidratos que cambiarás por frutas, verduras y huevitos duros. ¿Quién quiere ser la cerdita que come baguette con roquefort a orillas del Sena al lado de su amado? ¿Qué novia se ve como un floating angel cuando camina por la nave central de la catedral si pesa 200 kilos?
En esta primera etapa la reducción está asegurada, la felicidad adelgaza, soñar adelgaza, reír adelgaza, todo lo que te diga tu Romeo adelgaza. Dejarás llevarte por el amor y la pasión y empezarás a comprar jeans más pequeños.
El segundo paso es el más duro, pero es el que te conducirá lenta e inexorablemente a pesar los kilos que pesabas cuando estuviste en tercer grado de primaria y te convertirá en el fideo sifilítico que siempre soñaste ser.
Un día cualquiera tu media naranja tocará a tu puerta y le abrirás como siempre. O así lo crees tú. Pero lo primero que notarás es la ausencia de ternura en su mirada, tu Romeo es ahora solo un depredador desconocido. No importa si tus células adiposas (seguramente instaladas en tu cerebro también)  han mermado tu capacidad perceptiva, ni así podrás dejar de notar la pose de bateador profesional de tu galán, no gordita, allí atrás fuertemente asido entre los puños no traerá rosas o tulipanes, ni geranios robados de la vecina traerá el puta. Lo que estará a punto de regalarte es su golpe de gracia.
Sentirás el pánico apoderándose de tu cuerpo, la sangre se despedirá de tu cara y se instalará en tus piernas, se te secará la boca, se dilatarán tus pupilas, respirarás veloz y profundamente, y tu corazón hará bum bum.
Tu cuerpito pulposo se preparará para lo único digno que le queda por hacer: huir. Pero cuando estés a una milésima de segundo de dar la media vuelta y salir corriendo como si fueras a reclamar herencia escucharás el silbido del aire a través del batazo y acusarás el golpe: certero, seco y demoledor. Te arrancará la cabeza y te contarán que tu amorosa versión de Babe Ruth la lanzó fuera del estadio como en la final de la serie mundial y que nadie la pudo encontrar. A Ruth, por razones obvias, tampoco.
Durante el sprint final la pérdida de peso será exponencial. Entumecida de dolor ingerirás una batería de ansiolíticos que bien podrían poner a dormir a un caballo hiperactivo. Por semanas y meses despertarás a medias una o dos horas al día solo para arrastrarte a tomar tu siguiente dosis. Tu boquita que antaño fuera hocico voraz se sentirá como cocida con aguja e hilo. Tu garganta como una barrera infranqueable. Tu esófago como vaciado con concreto. Y tu estómago como globo con hueco. No te preocupes gordita que como único recuerdo de este súper poderoso sprint solo te quedará una puerta rota y las palabras sabias y premonitorias del bombero que te traerá de vuelta: "todo estará bien, flaquita".

A así gordita, mientras lo pierdes todo, ser flaca pareciera no costar nada.


martes, 4 de febrero de 2014

El fallo de las Ponce


La mañana del lunes 27 de enero (hora local) la Corte Internacional de Justicia de La Haya dictó sentencia sobre el diferendo marítimo entre Perú y Chile, nuestro no siempre amigable vecino del sur. Las ladies Ponce, como parte de la ilustrada clase media peruana, de la reserva intelectual y moral de nuestra patria no podían estar indiferentes y ajenas a este día histórico y se sintieron, como todo el país, con el deber patrio, el derecho, la preparación y la cultura suficientes como para armar una espontánea mesa de analistas en su grupo de whatsapp.
Antes de continuar con el lamentable relato, es preciso aclarar que el grupo de las ladies Ponce está conformado por mi mamá, sus dos hermanas y las nueve hijas que tuvieron entre todas ellas, las cuales comparten ese signo inequívoco de nuestro clan: el nefasto gen de la demencia.
La soleada mañana del pasado lunes 27 nada hacía presagiar que lady Titi, mi hermana, enviando un mensajito desataría la ya casi legendaria locura de las ladies. En el mencionado mensajito mi hermana cuenta que papá le había propuesto a mamá ver el fallo de La Haya por la tele y que mamá, fiel a su estilo, lo había mandado a cagar diciéndole que no iba a entender nada de esa huevada y que la deje en paz. Papá, que no sabe quedarse callado, le había contestado: “pero Leonor, ¿porqué te preocupas? si lo van a transmitir en español”.
La mesa de debate no se veía nada auspiciosa comenzando de tan desinformada manera. Lady Giovanna anunció que no entendía nada del fallo histórico de “Haya de la Torre”, haciendo escarnio de la Schwarz, y lady Adicta indicó que no era justo que sacaran el programa “los días de Susy” del aire para escuchar semejante letanía.
Lady Cayetana quien pronto tendrá un PHD en Historia de América Latina en NYU pregunta desde su cómodo refugio académico en Manhattan “¿cuándo se conocerá el fallo?”, evidenciando lo bien actualizada que anda. “¡Hoy pues!”,  “¡El fallo es hoy!”. Escriben, como si fueran gritos, las ladies furiosas. Pero la lectura de sentencia dura como un día y medio y Raúl Tola nos indica, vía twitter, que después de leerse en inglés se procederá a la lectura en francés por si no queda claro a la primera. Me saco los ojos con cucharita. La PHD wannabe no puede más y manifiesta que la lectura de la sentencia debería empezar con el “Perú Campeón” de los Ases del Perú. O el popular “and the winner is…”. Y luego proceder a leer el mamotreto para los tres tristes tigres que seguirían viendo la tele. Y por primera vez estamos todas de acuerdo.
La confusión se instala casi de inmediato nuevamente en la mesa de debate cuando lady Fernanda, también desde Manhattan acompañando por unos días a su hermana mayor, nos informa que: “¡en twitter dicen que Perú ha ganado!” Lady Cayetana insiste en que no entiende un carajo y yo les copio algunos tweets en donde de manera escandalosa y categórica se muestra cómo nadie entiende un orto del tema.
@JacquesAL72: Por lo que he podido entender, están a punto de darle salida al mar a Bolivia y #alamierdatodos
@reinadecapitada: De los productores de "no sirve de nada aprender la raíz cuadrada" llega "¿para qué leen el documento completo? el fallo de una vez y ya".
@todojavierprado: El anterior traductor murió por inanición.
Lady Cayetana dice “parece que ganamos” porque lee a la jurisconsulta Rosa María Palacios: “@rmapalacios: Perú Gana Triángulo externo por soberanía. Gana 120 millas desde paralelo en equidistancia. Buen Resultado!!!”
Lady Andrea está preocupada de que Humala no entienda el fallo y mande a sus cachacos a la frontera. Yo cito a la Palacios también “@rmapalacios: Chile gana Hito No. 1 y 80 Millas de paralelo. El Perú todo el resto”. Pero mi ignorancia es supina y pregunto ”¿qué es hito 1 y 80 millas?” La lady tía emo dice con tristeza “creo que ganamos un triángulo”. “Un triángulo D’Onofrio” aclara Lady Titi. Y lady tía emo acota que por las gráficas se puede deducir que Perú ganó un poco de agua.
Lady Giovanna, miss del sansil, decreta indignada “ahora a seguir depredando el mar de Grau hasta que no quede nada”. Lady Adicta, pensando siempre de forma positiva, augura un año 2014 estupendo para la pesca de pez bolsa, pez botella y pez mimosa. Y Lady Andrea cree que ahora tendremos más espacio para desagüe.
En pleno debate sobre el uso que le daremos al triángulo ganado lady tía emo anuncia alarmada que debemos salir corriendo a comprar papel higiénico “¡Chile no está de acuerdo!”. Y lady Adicta ve por la tele ¡como los pescadores artesanales de pez mimosa arman la casa de putas en Arica! Lady Cayetana sorprendida replica: “no entiendo, ¿80 millas no es un huevo?” “¿Cayetana tú has ido a NYU a por una lobotomía o me estás jodiendo?”
Lady Adicta envía un gráfico en el que se puede apreciar con claridad meridiana cómo quedan los nuevos límites marítimos según sentencia de tan prestigiosa corte internacional. De paso le aclara a lady Cayetana que, si con ese dibujo no entiende, lo más honesto sería devolver el dinero, el departamento y los certificados falsos del jirón Azángaro que le dieron la beca en NYU.
Lady titi nos interrumpe, “habla Piñera”. “Qué guapo conchesumadre ese tío, está explicando clarito… ¡oh, no! ¡Chile discrepa! ¡Chucha!”
Y el deplorable, pero bien calculado timming, del cachaco peruano nos priva de seguir viendo al guapo presidente chileno y el nuestro empieza a leer lo que le acababa de escribir un ujier con secundaria completa.
Lady Titi en una asombrosa muestra de incultura comenta: “¿el tipo de barba del cuadro a espaldas de Humala es Grau, no?”. Silencio en la sala que el burro va a hablar. “no seas pendeja como va a ser Grau” “¿Quien es? ¿Avelino?”. “¡No sé quien mierda es pero no es Grau!”.
Lady adicta le toma foto a Humala y al retrato del hombre a sus espaldas y la envía rápidamente, “Cayetanaaaaaaa…. ¿quien es el tío del cuadro?”  Lady tía emo cree que puede ser Bolognesi. Lady Fernanda la twitter lover dice que dicen que es Avelino y lady Cayetana lo reconfirma es Andrés Avelino Cáceres, El Brujo de los Andes, el único que, junto a sus tropas andrajosas, hizo retroceder a los chilenos que se habían instalado en el centro del país. “tremenda patilla se reconoce en one”. plop.
“El de la campaña de La Breña para más referencia”. Plop again. La estudiante algo sabía después de todo. No entendemos nada pero ¡que mierda! ¡Viva el Perú Carajo! ¡Hemos ganado! ¿Dónde reclamo mi triángulo D’Onofrio?
Hasta ahí la mesa de debate podría considerarse estándar para los niveles Ponce, sin embargo, lady Alessandra nos demostró que siempre podemos caer más bajo: “propongo una audición temática, canciones patrióticas”. Se pudrió realmente todo esta vez.
Lady Alessandra se autodesigna jueza y que empiecen las audiciones para The Voice versión fallo de La Haya. Todas queremos ser del team Adam, pero el nivel es más bien team Mero Loco.
Lady Titi y lady adicta con sus versiones de la Canción del vóley peruano de José Escajadillo y de Y se llama Perú del gran Zambo Cavero, respectivamente son descalificadas desde el momento de su concepción, heredamos todo el talento vocal de papá, que la única canción que le he escuchado en mi vida cantar es el  Cucurrucucu paloma
Luego viene lady Cayetana la pichidi con una estrofa del himno nacional porque “es la única canción patriótica que sé”. Lady Cayetana la canta como si se acabara de despertar de un largo estado de coma después de haber sufrido un traumatismo encéfalo craneano. Obviamente descalificada.
Intenta nuevamente a dúo con su hermana, lady Fernanda, pero se siente la misma emoción, se nos escarapela nuevamente el cuerpo, rompen las guitarras, se lanzan al público enardecido. Descalificadas. Team “se me pasó la mano con el xanax”.
De pronto aparece en escena lady Leonor, la matriarca, con otra estrofa de Y se llama Perú: es la tierra del inca que el sol ilumina porque Dios lo manda, y es que Dios a la gloria le cambió de nombre y le puso Perú. Y se autoproclama vencedora en vista de las lamentables audiciones anteriores.
La jueza, lady Alessandra lo confirma, por lo pronto va ganando su tía Leo pero aclara que los héroes patrios y mártires deben estar revolcándose en sus tumbas. “no gana la mejor, solo gana”. “Explica el fallo pues, Ale”.
La lady tía emo llora porque no puede mandar su audición o no sabe como hacerlo pues solo tiene iphone para decir ¡Aló! Pero está segura de su victoria, se las ingenia y logra enviarla. Es el Bello Durmiente de Chabuca. Nos caga a todas. Lloramos.
Lady adicta consuela a su madre, la engaña y le dice que fue una final de fotografía, qué sentido tiene decirle que le metieron un gancho de derecha, la mandaron a la lona y le metieron un pollo en la cara estando inconsciente.
Pero nada está dicho, y la batalla esta far from over. Lady tía emo ha sido descalificada porque es un concurso para amateurs y ella canta en coros. Se jo.
Lady Leonor vuelve a ponerse en carrera ante los airados reclamos de su hermana lady tía emo quien aduce que el concurso es “una pendejada”.
Lady Andrea ha estado siguiendo calladita el debate y las audiciones desde sus oficinas en la chilena Sodimac. Ella es la jefa de capacitación y está a punto de entrar en competencia.
La jefa ha coaccionado a 4 de sus empleadas: la jefa de selección, la jefa de desarrollo y dos analistas. A punta de amenazas de despido las hace entrar al baño y entonar Estoy enamorada de mi país de Eva Ayllón. Es a todas luces ¡la ganadora! La canción es una reidera de chicas pero las agallas de cantar en territorio chileno vale la victoria. Palmas. ¡Mi tierra! Se escucha cantar a las analistas chilenas. Para mearse de risa. Lady Titi les aconseja que celebren con piscola, locos con mayonesa y vales de Ripley.
Lady Alessandra, jueza ahora convertida en parte, dice que mandará su audición también y todas las ladies tiemblan y salen corriendo a buscar kleenex. Moqueadera for sure.
Pero la jueza es buena y justa. Le otorga a lady Giovanna los minutos que necesita para arreglar sus problemas con la tecnología y mandar su audición. Creemos que solo cantando con Piñera un vals criollo podría superar la audaz hazaña de Lady Andrea. Lo que llega no es un audio si no un video. ¡A la puta! Lady Giovanna inicia su participación con un explícito: “se cagaron todas” y entona el himno nacional en ¡quechua!
Ladies and gentlemen we have a winner! Lady Cayetana le otorga corona y record deal. Lady Andrea que ya, a estas alturas de la noche está cerrando el kiosco, afirma decidida “mañana las hago cantar en aymará a las chilenas”.
Y para cerrar el festival patrio lady Alessandra que no puede soportar ser la única en quedarse sin cantar y demostrar que es de lejos la mejor de todas nos abruma con la belleza de su voz y canta otra estrofa del Bello Durmiente. Pero aclara que su audición no vale porque ella es la jueza pero quería dejar comprobado y bien claro quién era la mejor.

bello durmiente.mp3



A las 10 de la noche, una vez terminadas todas las audiciones y habiendo hueveado desde las 8 de la mañana,  la suprema Jueza delibera y decide que pasarán a la gran final Lady Giovanna y Lady Leito. Establece las reglas de juego: el puntaje máximo será de 10 puntos, la jueza podrá deliberar con otra jueza de ser necesario, esta vez las canciones deben ser con video de mínimo 20 segundos, se tendrá en cuenta la performance y se puede tener voz de apoyo.
Se cita a las participantes para el martes 28 de enero y se establece como hora tope para enviar su video las 16:00 horas.
La primera en mostrar sus cartas es lady Giovanna acompañada de su gata Roberta sorprendiendo con Carretas aquí es el tono de los Troveros Criollos. Pero Roberta sufre de un ataque de pánico escénico y huye del video llevándose con ella las posibilidades de triunfo.
Lady Leito se hace esperar, las ladies especulan que si sale con los nietos como voces de apoyo al ruedo, lady Giovanna podría estar perdida. Y eso es precisamente lo que hace. Desde el balcón de su habitación acompañada de sus nietos y llevando en brazos cual hijo de su vientre a un arlequín apocalíptico nos deja boquiabiertas a todas con 42 segundos del más surrealista Contigo Perú. Pobre Zambo conschesumadre, se volvería a morir.

video

La jueza delibera con los productores de Plus TV, su centro de labores, es posible que el video ganador salga en la tele. La jueza inicia el fallo diciendo que ambas participantes necesitan medicación pero que ella y todo el equipo de Plus TV dan como ganadora a ¡lady Leito! Quieren invitarla a Química Pura, 3G y Oh! Diosas. Ella, haciendo gala de lo único que le sale bien, ser chinchosa, dice que “tiene su agenda ocupada hasta el 2016” y que “¡sin el arlequín no va a ningún lugar!”
Ante numerito semejante de 48 horas de duración habrá que preguntarse si es el fallo de La Haya o la falla de las Ponce.